Proyetos Tecnológicos

La tecnología

de la mano de la ortopedia

Primer Exoesqueleto del mundo

para niños con atrofia espinal

La atrofia muscular espinal es una enfermedad genética que ataca las células nerviosas llamadas neuronas motoras que se encuentran en la médula espinal; afecta la capacidad para caminar, gatear, respirar, tragar, controlar la cabeza y el cuello, las limitaciones son muchas, pero no existe nada imposible y querer es poder

Es así como nace en España el primer exoesqueleto del mundo para niños con atrofia muscular espinal gracias al Consejo Superior de Investigaciones Científicas(CSIC) y con nuestra ayuda y participación como Ortopedia Valenciana. Con nuestra tecnología ortoprotésica valenciana incorporamos este esqueleto artificial, que consiste en unos soportes fabricados ad hoc en polipropileno y aluminio de alta precesión que actúan como engranaje.
El exoesqueleto es un robot de 12 kilos que se acopla a las piernas y al tronco del niño y le ayuda a levantarse y caminar por medio de unos motores que imitan el funcionamiento del músculo humano. Cuando vayan avanzando las pruebas y las investigaciones, los materiales se irán sustituyendo por otros, como la fibra de carbono y el titanio para aligerar el peso del exoesqueleto.

Avanzar

siempre es posible

Proyecto Avanza

IMOVEl

La atrofia muscular espinal es una enfermedad genética que ataca las células nerviosas llamadas neuronas motoras que se encuentran en la médula espinal; afecta la capacidad para caminar, gatear, respirar, tragar, controlar la cabeza y el cuello, las limitaciones son muchas, pero no existe nada imposible y querer es poder

Es así como nace en España el primer exoesqueleto del mundo para niños con atrofia muscular espinal gracias al Consejo Superior de Investigaciones Científicas(CSIC) y con nuestra ayuda y participación como Ortopedia Valenciana. Con nuestra tecnología ortoprotésica valenciana incorporamos este esqueleto artificial, que consiste en unos soportes fabricados ad hoc en polipropileno y aluminio de alta precesión que actúan como engranaje.
El exoesqueleto es un robot de 12 kilos que se acopla a las piernas y al tronco del niño y le ayuda a levantarse y caminar por medio de unos motores que imitan el funcionamiento del músculo humano. Cuando vayan avanzando las pruebas y las investigaciones, los materiales se irán sustituyendo por otros, como la fibra de carbono y el titanio para aligerar el peso del exoesqueleto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies